Lo que me aporto esta lectura

La lectura del texto de “Marcela Lagarde” , me aportó una serie de cuestionamientos que me llevaron a reflexión, permitiéndome reencontrarme conmigo misma y así ir cambiando algunos paradigmas y esquemas que están dentro de mí.

Al leer el capítulo referente a las claves feministas para alcanzar el poderío y la autoestima de las mujeres, me llamaron la atención algunas de las preguntas referentes a la libertad femenina, que atañen a la autoestima, el liderazgo, el amor, el poderío y la autonomía. Por ej. ¿Quién quiero ser? ¿Quién puedo llegar a ser? ¿Cómo puedo llegar a serlo? ¿Qué y cómo deseo amar?, son reflexiones que me llevaron a tomar conciencia sobre mi realidad, ella afirma que cada mujer traduce a la vida aquello que se propone como alternativa para vivir. Por lo tanto es fundamental esa relación que hay que tener entre el pensar, el ser y el existir. Considera que es clave histórica y filosófica en los liderazgos de las mujeres que se han destacado la “verdad” porque en ellas coincide lo que se piensa, se es, se dice y se hace.

Cuando hace su auto presentación: ¿Quién soy? Lo expresa de forma llamativa e invita a hacer un pare en la vida. Contextualiza; soy una mujer feminista, de tiempo completo, soy todo mí ser, es esta, una forma de hacer caer en cuenta que en la vida hay que reflexionar sobre nuestra identidad y liderazgos, es un llamado a intercambiar experiencias, para aprender unas de otras y crecer como personas.

Cuando leí su historia, me identifique mucho con ella. Ser mujer feminista, académica y crítica no dice ser positivo, esto conlleva una carga de estigmas, ¿Por qué? Al competir en igualdad siendo desiguales, nos coloca en desventaja y conduce a inequidades. Sin embargo convertir las condiciones estigmatizadas en condiciones positivas que definen la inclusión y la elegibilidad,   fue lo que le permitió a ella, ocupar la posición que hoy tiene, y ayudar en la formación del otro, a “ser persona”

Algo que me marcó esta lectura es que sin el feminismo es impensable un paradigma alternativo. También da algunas claves, para liderazgos entrañables, planteando una pedagogía para generar nuevos liderazgos de las mujeres y el enunciado de sus avances y contradicciones, marca las quejas de los liderazgos autoritarios. Hace énfasis en liderazgos alternativos, que corresponden a ser mujeres asertivas, autoformadas, profesionales y sororarias. Afirma que estos liderazgos fortalecen la autonomía, la autoestima y las alianzas, que se deben establecer.

Cuando Marcela, habla del concepto de autonomía, lo enmarca dentro del concepto de democracia genérica, lo que significa establecer relaciones de equidad entre mujeres y hombres. La autonomía es parte de la alternativa feminista, que tiene como centro la libertad, para alcanzarla hay que tener en cuenta donde están los sujetos sociales y su desarrollo se hace a través de procesos vitales.


Ana Lucía Cruz.

 

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Nancy Olaya Monsalve (lunes, 27 diciembre 2010 14:50)

    Lucy, me gustó mucho tu comentario. Noto en tus palabras que te impactó esta lectura. Deseo que lo siga haciendo y que en tu cotidiano, apliques para ti y para otras, algunas de las claves que esta mujer sabia nos comparte. Un abrazo.

  • #2

    Claudia Guzmán (martes, 28 diciembre 2010 12:02)

    Cuando nombras la necesidad de intercambiar experiencias, reflexionar y acompañarnos para aprender unas de otras y crecer, me cuestiona el que creo que no siempre encontramos los espacios para hacerlo en el tiempo cotidiano, aunque creo que en Nakawé ya se da una oportunidad de expresarnos y compartir, ojalá este ejercicio reflexivo pueda ser complementado en los ámbitos de intercambio que mencionas

  • #3

    nakawe (lunes, 03 enero 2011 15:32)

    Ana Lucía, me parece interesante eso que destacas de Lagarde. Que en ella coinciden el ser, el pensar y el hacer. Ciertamente la coherencia académica con el ser el hacer no siempre es posible. Sin embargo, en ella lo es. ¡Y esto no es un dato irrelevante!

  • #4

    Mónica Robledo (lunes, 03 enero 2011 16:41)

    Gracias por formular y compartir los interrogantes que te surgieron a partir de esta lectura... me hiciste pensar, en los liderazgos de otro tipo... entrañables que favorecen la autonomía y la democracia. Gracias

  • #5

    Bea (miércoles, 12 enero 2011 09:49)

    Hola Lucía! Las preguntas sobre nuestra identidad son un medio de ir cristalizándola progresivamente. Nos lleva la vida entera dar respuesta a la pregunta ¿quién soy? Qué bien que te dejaste inquietar por estas preguntas tan existenciales y gracias por compartirnos-las.