Construir nuestra identidad- individualidad es camino de autonomía

Leyendo un artículo de Marcela Lagarde sobre Identidad-feminidad decía: “Quien soy es la pregunta que organiza nuestra subjetividad al vivir. Y, al vivir, la respondemos, tenemos identidad” . Esta frase me llamó la atención y me dejé movilizar por la propuesta sugerente de describir algunos rasgos de mi propia identidad. Identidad entendida como aquellos rasgos que más nos definen y que nos hacen personas únicas. Inmediatamente cogí el computador y dejé que fueran saliendo características que describieran mi identidad. Hoy no sólo se las comparto, sino que las invito a realizar este ejercicio, aparentemente sencillo, pero que nos da rostro propio y éste es uno de los requisitos para adquirir autonomía.

 

Como dice ella misma en claves feministas para el poderío y la autonomía de las mujeres: “No hay autonomía sin biografía. Hacer biografía quiere decir historizar nuestra vida… Tenemos que decirnos nosotras mismas quiénes somos”. (pág. 50-51). Hay tres palabras que Marcela utiliza en sus escritos y que tienen hoy tienen para mí una profunda relación: autonomía, individualidad e identidad. “Si no hay autonomía no hay individualidad posible”. “La autonomía se estructura como autoidentidad” (pág. 52). Yo diría que la construcción de nuestra identidad nos hace individuas y este es el comienzo de nuestro camino de autonomía.

 

Mi identidad genérica:

-Soy una mujer

-De clase social media baja

-Pertenezco al mundo urbano

-Soy hispana, latina, Colombiana, paisa

-Mi lengua materna es el Español, domino el Inglés, sé el Tagalog y entiendo el Portugués

-Soy una religiosa católica, teresiana por vocación y formación

- Soy una mujer con capacidad de relaciones duraderas y profundas, leal a mis seres queridos

-Soy educadora por vocación y profesión

-No pertenezco a ningún partido político específico, pero me gusta y defiendo la democracia

-Adscrita al movimiento feminista. Me estoy haciendo teóloga feminista.

-Identifico como mi vocación personal el acompañar a otras personas en sus experiencias y en su proceso de crecimiento y maduración.

-Soy una mujer de la vida media, consciente de las etapas pasadas ya experimentadas

-Poseo una rica experiencia de contacto intercultural, por vivir en culturas diferentes a la mía y por convivir mucho tiempo en comunidades multiculturales.

-Me caracteriza una constante búsqueda que empuja mi naturaleza humana a ir más allá de lo concreto, tangible, finito.

- Me reconozco con capacidad de escucha a lo que se dice y a lo que se calla

- Me apasiona Jesús y su Reino, trato de aprender a experimentar su preferencia por las personas más sencillas y vulnerables.

- Me encanta la aventura, lo desconocido y el afrontar retos aunque me acerque a ellos con sea con temor y temblor…

 

Reconozco con gratitud que éstas y otras características de quien soy y que hoy puedo nombrar, son fruto de la capacidad de observarme, conocerme, confrontarme, repensarme y repensar la vida. Esta capacidad aprendida y desarrollada en mí es fruto del carisma teresiano que tanto enfatiza el propio conocimiento. También reconozco esta invitación en Marcela Lagarde cuando nos invita a hacer nuestra propia biografía. Considero que los rasgos de nuestra IDENTIEDAD se convierten en la materia prima de nuestra AUTOBIOGRAFÍA.

 

En su libro Claves feministas para la autoestima de las mujeres dice: “Lo que en realidad constituye la autoestima son percepciones, pensamientos y creencias ligadas a deseos, emociones y afectos” (pág. 29). Y nos plantea preguntas provocativas que nos invitan a explorarnos y conocernos para crecer en consciencia de nuestra identidad y como consecuencia en autonomía. Cito algunas de ellas y las invito a elaborar sus propias respuestas:

 

“¿Qué nos enoja o entristece de nosotras mismas?

¿Qué nos enternece y conmueve, y qué nos moviliza para darnos apoyo?

¿Qué tanto conocemos nuestras necesidades más urgentes, y cómo reaccionamos ante ellas?

¿Por qué posponemos lo que más necesitamos o qué nos hace anticipar a la necesidad misma?

¿Dónde radica el goce de ser?

¿Qué nos hace sentir vulnerables?

¿En qué reducto anidan el desánimo, el abandono y el desaliento?

¿En qué signos depositamos nuestra confianza?

¿Qué valoramos de nuestra persona?”

 

Agradezco inmensamente sus reflexiones, aportes y el que prioricen tiempo en medio de sus muchas ocupaciones para participar en este foro. Mis mejores deseos para el 2011, un abrazo, Bea

 

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Teresa del Pilar (miércoles, 12 enero 2011 14:57)

    Hola Beatriz!

    Gracias por compartirnos tu biografía de HOY, puesto que la identidad no es estática, sino dinámica. Hoy es de tal modo; nos vemos y nos ven de tal modo. Mañana, en cambio, será de cual modo y nos veremos y nos verán de cual modo. La realidad es movimiento y las relecturas de nuestras vidas también van cambiando en el tiempo. Asimismo, la autonomía es dinámica, la vamos adquiriendo en el caminar biográfico en el cual se va forjando la autoidentidad. Hay rasgos en nuestras vidas que son permanentes y otros que se van trasformando. Me gusta ese constante fluir de la realidad, nos evita pretender encasillar la vida, las cosas, las personas…

  • #2

    Mónica Robledo (miércoles, 12 enero 2011 16:24)

    Bea: Me gustó mucho que compartieras esos rasgos de tu identidad con nosotras de esa forma tan cercana. Gracias! También estoy de acuerdo con el comentario de Teresa sobre las identidades dinámicas. Además de lo que dicen yo acentuaría la importancia que tienen los encuentros como regalo de identidades. Un saludo!!

  • #3

    Nancy Olaya Monsalve (miércoles, 12 enero 2011 17:13)

    En hora buena tenemos una biografía compartida en el foro!!! me encanta. Gracias por revelarte desde esas claves tan tuyas!!! Comparto contigo el impulso de escribir, ahora, desde la perspectiva de la mitad de la vida, la biografía. Este deseo lo compartimos con muchas mujeres en una cultura que nos aparta de nosotras mismas, de la mujer, de las mujeres y de la diosa!!! Un abrazo.

  • #4

    Claudia Guzmán (miércoles, 16 febrero 2011 07:53)

    La autobiografía es un ejercicio en el que termina planteandose que aunque necesitamos de la ayuda de las personas, la más auténtica forma de definirnos es de cara a nosotras mismas, en un ejercicio de conciencia y verdad. Gracias por compartir

  • #5

    gorgett (sábado, 07 septiembre 2013 11:19)

    que debemos mostrar lo que somos

  • #6

    valeria quintero chantre (miércoles, 07 mayo 2014 10:38)

    quiero participar con ustedes sobre como podemos construir nustras identidades

  • #7

    nakawe (jueves, 08 mayo 2014 16:32)

    Querida Valeria, dinos que es lo que deseas apoyarnos o en que forma quieres participar... Estamos a tu disposición.